Anuncios

13 de marzo de 2018

Principales plagas de jardines, patios y balcones

La llegada de la primavera es inminente. En breve estaremos disfrutando del despertar del color, de un sinfín de flores para engalanar el paisaje y del vaivén de criaturas que despertarán del sopor tras el letargo invernal. Pero no solo regresan las golondrinas con la primavera, pues también harán acto de presencia otros individuos menos deseados en el jardín. Son los insectos plaga que, sin ser invitados, se aprovecharan del rico ecosistema que forma nuestro espacio verde. En este artículo veremos los más importantes, que aspecto presentan, los daños que provocan y como combatirlos.

Mariquita de los siete puntos (Coccinella septempunctata)

Pulgones: Quizás los insectos más frecuentes en brotes jóvenes de las plantas del jardín. Apenas poseen un cuerpecillo de escasos milímetros alargado y de diversos colores: amarillos, rojos, verdes o negros. Constituyen una amplia familia llamada áfidos que podemos encontrar en casi cualquier tipo de planta formado poblaciones densas en hojas jóvenes y partes tiernas. El daño que provocan es indirecto al pinchar las hojas y segregar una sustancia azucarada llamada melaza que hace que aparezca un hongo necrótico. Los síntomas se aprecian por una deformación que presentan las partes afectadas de las plantas.

Podemos prevenir su acción sobre nuestras plantas manteniendo éstas en perfecto estado de mantenimiento, bien regadas y nutridas, pues los pulgones prefieren atacar especies vegetales que padecen una prolongada falta de agua. Como enemigo natural, puede contarse con una buena población de mariquitas (Coccinella spp.), cuyas larvas son devoradoras de pulgones. Otra opción para eliminar pulgones es “lavar” la planta frotando con agua para eliminar las colonias y la melaza, teniendo siempre especial cuidado de no dañar la planta.

Pulgones en una hoja de Hibisco  
Mosca blanca: Son diminutas mosquitas que revolotean alrededor de la planta. De color níveo, los daños que provocan en las plantas son similares al que provocan los pulgones pues clavan el “pico” en las hojas y succionan la savia. El resultado que produce su actividad son decoloraciones y amarilleamiento de unas hojas que finalmente caen. Prefieren ambientes húmedos y calurosos para actuar, por eso es conveniente ser cauto con los riegos en verano. Se puede tratar eliminando mecánicamente la planta afectada y limpiando ramas, hojas y tallos con algodón impregnado de alcohol.

Mosca blanca
Orugas de lepidópteros: Son muy dañinas pues devoran con avidez hojas de geranios o rosales. En realidad son las larvas de futuras mariposas o polillas, pero que en apariencia y para reconocerlos se puede decir que son gusanos de diversos tamaños. Las orugas son muy peligrosas para nuestras plantas porque son muy discretas, pasan desapercibidas, pero en muy poco tiempo pueden provocar un daño irreparable en el jardín. Los síntomas de su ataque son agujeros en hojas y tallos, así como, flores que se marchitan. Es muy complicado encontrar solución a una planta que ya ha sido atacada, por eso lo más efectivo ante esta situación es la prevención cuando vemos a los adultos revolotear alrededor de la planta. En este caso hay que rociar la planta con insecticida al menor síntoma o, incluso antes, previendo la posible invasión.

Oruga del geranio (Cacyreus marshalli)  
Cochinillas: A simple vista no parecen insectos, pero sí que lo son. Tienen la apariencia de un pequeño botón, que en el caso de la cochinilla algodonosa presenta el aspecto de un trocito de algodón de azúcar pero de color blanco. Se adhieren normalmente a la unión de la hoja con la rama y, como hace el pulgón, segrega melaza que hace que las plantas se vuelvan brillantes y pegajosas. En poco tiempo, se decoloran y marchitan pudiendo provocar la muerte de la planta. Para eliminarlas del jardín, podemos hacer una limpieza mecánica raspando con cuidado la zona donde se adhieren utilizando el mango de una cuchara como si fuera una espátula. Después, podemos mojar un trapo con alcohol y frotar las zonas que previamente hemos limpiado.  
 
Cochonillas en una Euphorbia 
 
Fuente imágenes: wikipedia commons

Feedback en redes sociales:




También te puede interesar:



¿Te ha parecido interesante este artículo? Puedes dejar tu comentario al final del post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario