Anuncios

10 de febrero de 2013

COMO ESTABLECER HIDROZONAS EN EL DISEÑO DE UN XEROJARDÍN


En un lugar como es el sur de la Península Ibérica, donde el agua es un recurso escaso, se hace imprescindible establecer áreas de igual necesidad de agua o hidrozonas en el diseño del jardín. El objetivo: establecer un ahorro real del consumo hídrico para optimizar el uso del agua.  
Jardín Mediterráneo   
Podemos definir las hidrozonas como agrupaciones de plantas en función de las necesidades hídricas de las distintas especies que forman el conjunto del jardín. También influyen en la formación de este grupo de plantas los requerimientos que poseen de luminosidad y mantenimiento.

Es cierto que el diseño de jardines en zonas de altas temperaturas está condicionado en gran medida por esta circunstancia. Pero si no se proyecta una correcta división de áreas en función de las necesidades hídricas, se realizan plantaciones de especies con distintos requerimientos de agua, con lo que al realizar el riego, si lo hacemos tomando como referencia la cantidad de agua necesaria para las especies que más requerimientos tienen, a las demás les estamos proporcionando cantidades de agua por encima de las necesidades de éstas. Esto les puede ocasionar problemas fisiológicos, además de suponer un gasto de agua superior al realmente necesario.

Existen tres tipos de hidrozonas que nos garantizan el desarrollo adecuado de las plantas, así como, facilitará el correcto diseño del sistema de riego:

Hidrozona primaria: En esta zona coinciden varios factores. Es la zona de mayor presencia humana, por lo que es una zona funcional y de gran valor paisajístico. Íntimamente relacionada con accesos, caminos, áreas cercanas a edificaciones y lugares singulares del jardín es, por tanto, la zona de mayor impacto visual y ésta destinada a proporcionar frescor. En esta zona encontramos las plantas con más requerimientos hídricos.

Hidrozona secundaria: La presencia humana en esta área es menor, por lo que estamos hablando de lugares destinados a delimitar espacios en el jardín. En esta zona conviven las agrupaciones de especies con necesidades medias de agua.

Hidrozona terciaria o autóctona: Es la zona donde debe haber menos actividad humana del jardín, y está formada por especies autóctonas o adaptadas a las condiciones climatológicas de la zona, y por acolchados. ¡Ojo!, no considero que esta zona deba tener menor valor estético, pues creo que existe una importante gama de especies de origen mediterráneo muy hermosas y que pueden proporcionar colores, formas y texturas muy interesantes al conjunto final del espacio verde. Estas plantas autóctonas pueden vivir con escaso aporte de agua o con la precipitación natural.

Como vemos, el establecimiento de hidrozonas ésta estrechamente relacionado con el grado de actividad del usuario en cada área del jardín. Las zonas donde existe una mayor interacción con la masa vegetal, van a necesitar un aporte de agua proporcional a estas necesidades para mantener el microclima formado. Por el contrario las zonas de menor interacción van a requerir menos agua.

En resumen, a la hora de diseñar un jardín debemos considerar que éste se compone de diferentes áreas heterogéneas, y que cada una de estas áreas tendrá sus propias necesidades hídricas. Asimismo, la distribución de plantas que compongan las hidrozonas tiene que combinar la forma, color y textura de las especies, para lograr el objetivo perseguido, y así mantener una estética adecuada al estilo del jardín.

Puede que también te interese:




¿Te ha parecido interesante esta información? Participa y deja tu comentario al final de este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario