Anuncios

19 de abril de 2013

LOS TRES PILARES DEL JARDIN SOSTENIBLE


En mi última visita a Palma del Rio, mantuve una interesante charla con Eleuterio Marchal Calleja (Técnico del Centro IFAPA de la localidad cordobesa), sobre los tres aspectos básicos que debe presentar un proyecto de jardín sostenible: medioambiental, social y económico.

Es cierto, a mí me pasa, que cuando pienso en jardín sostenible suelo contemplar únicamente el aspecto medioambiental, siendo los otros aspectos de igual importancia.
Un jardín sostenible ecológicamente debe ser aquel que presenta un equilibrio con el ecosistema que le rodea. Para ello es necesario realizar un estudio previo al diseño del jardín, donde se tengan en cuenta la vegetación adaptada de la zona, por ejemplo de los arbustos mediterráneos más adecuados al espacio verde final.

También necesita de un buen diseño del sistema de riego para conseguir aprovechar al máximo los recursos hídricos disponibles, abordar la idoneidad de sembrar una pradera de césped o utilizar un sistema de cobertura de grava, e incluso limitar al máximo el uso de productos fitosanitarios para preservar la fauna auxiliar beneficiosa. Otra buena práctica: preparar tu propio compost. 

Pero aún cuando estos aspectos ecológicos son básicos, el jardín también tiene que ser sostenible en lo social. Esto quiere decir que el jardín ha de ser útil para el fin que ha sido diseñado, ya sea pasear, leer, zona de juegos, etc.

El jardín debe ser considerado como un espacio más de la edificación, nunca una mera zona de tránsito separada del resto, por tanto, debe usarse, debe vivirse y debe sentirse. Antiguamente la palabra jardín no existía en España, se importó de Francia, aquí lo que existía era el huerto de placer de la época de la jardinería hispano-árabe. No está de más que volvamos a considerar el jardín como un lugar para el placer y para disfrutar.   

Pero para todo esto es necesario de nuevo contar con un diseño del jardín previo y elaborado, donde se planifique adecuadamente el espacio y se optimicen los recursos disponibles.

Por último está el jardín sostenible económicamente, es muy importante que el jardín este diseñado para que sea posible su mantenimiento posterior. Esto es válido tanto para jardines particulares, como para jardines de uso público.

Es en este último caso donde más se aprecia la falta de una planificación que haga viable el mantenimiento de la zona verde. Si queremos un desarrollo urbano sostenible, en el que pretendamos aumentar el ratio por m2 de zona verde por habitante, un único criterio político no es válido, pues tenemos que tener en cuenta que esos jardines tienen que tener un mantenimiento mínimo que lo dignifique, porque al final, espacios verdes sin una planificación económica previa no se encuentran integrados con la identidad local y tienden al abandono.

En resumen, si estas planeando tener un jardín, no olvides por tanto estos tres pilares, consulta a un paisajista o diseñador de jardines para poder integrar este espacio con toda la edificación y que planifique un jardín sostenible medioambiental, social y económicamente.          

Puede que también te interese:


¿Te ha parecido interesante esta información? Participa y deja tu comentario al final de este post.

4 comentarios:

  1. muy buen artículo, muy claro y conciso! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Plantas &amp me alegro que te resulte interesante el artículo, aunque debo reconocer el tanto porciento de contribución a Eleuterio Marchal, que fue el que me hablo de estos tres pilares básicos. Un saludo.

      Eliminar
  2. tengo sembradas plantas de chile habanero quiero hacer una pregunta,porque en algunas plantas las hojas superiores se arriscan y no cojen tamaño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo/a: es complicado determinar que le ocurre a tus plantas exactamente sin tener más datos de ubicación, climatología, edafología y datos de cultivo que ha tenido hasta la fecha. Si puedo decirte que el chile habanero necesita una temperatura media de 25 ºC. Con temperaturas bajas (10ºC) el desarrollo de cultivo se paraliza y con temperaturas altas (40º C) se detiene la fructificación y se caen las hojas. El suelo de cultivo, como en la mayoría de las plantas, debe ser franco arenoso con un buen contenido de materia orgánica y deben estar bien drenados. Espero haber servido de ayuda. Un saludo.

      Eliminar