Anuncios

3 de julio de 2018

Jardín Botánico La Alameda en Gibraltar


El pasado fin de semana estuve en Gibraltar de visita porque quería enseñar a Jaime un poco la ciudad y que conociera los pícaros monillos que pueblan el peñón. Algo que muchos turistas no saben es que justo donde se toma el teleférico que te sube a la cima de “la roca” y desde la que se puede observar el Golfo de Cádiz, el encuentro entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico y, algo más allá, África, existe un frondoso Jardín Botánico llamado “La Alameda”. 

Agapanto de flor Blanca en los jardines “La Alameda” de Gibraltar

De la última visita que realicé, se ve que la vegetación ha seguido desarrollándose armoniosamente y es un jardín muy asentado. O, tal vez, al ser un verano menos caluroso me pareció que el espacio verde era un lugar más fresco. Lo que siempre me sorprende (de los jardines ingleses en general), es lo poco que se nota el desgaste por el uso y, sobre todo, la carencia de vandalismo. No se observa ni las ramas quebradas por capricho, ni restos de basura entre los parterres, ni rasgones en los bancos, ni los paneles botánicos explicativos quemados por acción de algún mechero. Supongo que aquí tenemos los jardines y parques públicos que nos merecemos.

El Jardín Botánico La Alameda de Gibraltar es de estilo paisajístico, es decir, parterres que se unen por senderos que te invitan a descubrir que se haya al final del camino mientras una tupida vegetación oculta lo que puedes encontrar si te adentras en él. Las plantas son muy tropicales. Buganvillas, cicas, palmeras de tipo phoenix, palmitos, yucas, dragos, ficus, ave del paraíso (Strelitzia spp.), Canna indica, Euphorbia candelabrum y aloes son el tipo de vegetación qué más vamos a encontrar, pero también nos podemos ir a extremos botánicos y ver desde un asiento de suegra (Echinocactus grusonii) hasta arces, ginkgos o cipreses.

En realidad, la vegetación no es muy diferente de la que podemos encontrar en muchos parques y jardines públicos del Sur de la Península Ibérica. Si cambia el vigor con el que se presentan. También cambia como está contenido el sustrato de los parterres. Hay muretes construidos con piedras que van dibujando sobre la superficie del espacio verde diferentes volúmenes. De esta forma el jardín no es plano, pues tiene senderos ascendentes y descendentes, escaleras y hasta un puente que te eleva sobre otras zonas del jardín.

Jaime, como no podía ser de otra forma, disfrutó en espacial con la zona infantil.  Como el resto del jardín, se encuentra distribuido en varias alturas con distintos juegos en cada una de ellas. Yo no probé ninguno, pero según el “experto” en playground de la familia, le parecieron muy divertidos y originales todos; diferentes a lo que está acostumbrado. En especial se entretuvo con una pasarela que se columpiaba al pasar de un extremo al siguiente.

He dejado para el final, el principio del jardín. La entrada de “La Alameda”, es distinta al estilo paisajístico del resto del espacio verde. Las puertas son unas enormes rejas de fundición que dan paso a una plaza ecléctica donde encontramos desde cañones antiguos, hasta una fuente de estilo neomudéjar y muchos azulejos. Hay que subir a una plaza circular por medio de una enorme escalera. Allí se rinde tributo con una estatua dedicada al primer Barón de Heathfiel, Goerge  Eliott, que fue un oficial de la Armada Británica.

Otra estatua homenaje que encontraremos en el jardín La Alameda, es la dedicada a Giuseppe Codali. Diseñador de jardines y horticultor, fue el encargado de otorgar el aspecto paisajístico al jardín a principios del siglo XX. Y es que el jardín ya posee muchas décadas de historia en las cuales se han sucedido momentos de mayor y menor esplendor. La última de las restauraciones se produjo en 1991, con el tránsito de un jardín olvidado en la década de los años 70’s al jardín botánico que se ha convertido en la actualidad para el disfrute de todos los visitantes a Gibraltar. 

Senderos paisajísticos

Paneles Botánicos divulgativos   

Entrada al Jardín Botánico

Zona de juegos de niños

Estatua de George Eliott 



Huerto infantil para educación ambiental

Puente sobre los jardines



Sígueme en: 




También te puede interesar:



Gracias por perder unos minutos de tu tiempo leyendo este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario