Anuncios

4 de septiembre de 2018

La Mortella, un jardín de mirtos y mucho más

Hace algunas semanas estuvimos hablando de Grandi Giardini Italiani (Grandes Jardines Italianos), un proyecto que supone una red de jardines italianos que se encuentran conectados para ofrecer una oferta de turismo y ocio en común. Uno de los muchos jardines que completan este catálogo de jardines es La Mortella, un vergel ubicado en la Isla de Ischia, en el extremo norte del Golfo de Nápoles, y que desde 1991 se encuentra abierto al público.

Jardines oriental de La Mortella

El mirto (Myrtus comunis), da origen al nombre de La Mortella, que viene a indicar que es un jardín de mirtos porque existen muchos ejemplares de este arbusto creciendo de forma natural en la ladera de la colina donde esta plantado el jardín. Pero no solo de mirto se compone este espacio verde, es más, es un lugar de gran multitud de especies exóticas que sin ser concebido como un jardín botánico puede ser considerado como tal.

La historia del exuberante jardín italiano se remonta a 1956, que es cuando Susana Walton, propietaria del jardín, solicita al paisajista inglés Russell Page la creación del mismo. Lady Walton era la esposa argentina del compositor inglés William Walton y ambos habían establecido su hogar en la parte occidental de la Isla de Ischia en 1949.  El terreno era un espacio montañoso que posee cantidades importantes de restos volcánicos, elementos que fueron respetados e incorporados en la construcción del jardín.

La superficie actual de todo el jardín es de aproximadamente un par de hectáreas que se encuentra dividida en dos zonas diferenciadas. La primera zona recibe el nombre de El Valle y fue la que diseñó y ejecutó Russell Page. Es la zona inferior del jardín y se caracteriza por poseer una colección de plantas de origen climatológico subtropical húmedo. La segunda zona recibe el nombre de La Colina y fue la propia Susana Walton la encargada de ampliar el jardín incorporando una colección de plantas de origen mediterráneo. A parte, estos dos grandes espacios cuentan con otros más pequeños que poseen una nomenclatura concreta debido al elemento que los caracteriza: el jardín de aloes, el jardín nenúfares, los invernaderos tropicales, el lago del cocodrilo y el pabellón tailandés.

Todos estos espacios se encuentran conectados por senderos y escaleras que permiten a los visitantes recorrerlos para descubrir que muchos de los lugares del jardín son medios acuáticos. Gracias a esta singularidad, encontramos el cultivo de una gran variedad de especies vegetales que viven en el agua como nenúfares, papiros, lotos, etc. Pero también son habituales en La Mortella otras especies botánicas, en especial las orquídeas que crecen entre helechos, aloes, proteas, yucas, agaves, palmáceas, magnolios, camelias, dragos y palo borracho.

Sin duda, el turismo de jardines no tiene límites y La Mortella es un candidato perfecto para incluir en esa lista de visitas a realizar por los amantes de los espacios verdes. Puedes entrar la web oficial de La Mortella aquí

Jardín de El Valle

Orquídeas en el jardín La Mortella   

Pabellón tailandés

Fuente imágenes: wikimedia commons 

Feedback en redes sociales:




También te puede interesar:



¿Te ha parecido interesante este artículo? Puedes dejar tu comentario al final del post.

3 comentarios:

  1. Me parece un lugar fantafantá y cómo lo cuentas lo hace muy especial. Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No había escuchado la expresión fantafantá! Siempre se puede aprender algo nuevo XD.

      Eliminar
    2. La Mortella es un jardín increíble y que me tiene fascinado ¡De visita obligada! Saludos Raúl.

      Eliminar