Anuncios

18 de febrero de 2014

ROLLING GARDEN

Así, de pronto. Cuando ya pensaba que con el jardín vertical había descubierto lo último en lo que a nuevas tecnologías aplicadas a la jardinería se refiere, ahora me entero que los green walls, cuando apenas han empezado a emerger, ya están pasando de moda y el futuro inmediato se llama rolling gardens. Para que nos hagamos una idea, pasamos del jardín en dos dimensiones al jardín en 3D. Ver para creer. Pero ver sin gafas especiales ni nada…

Ombligo de Venus (Umbilicus rupestris) creciendo sobre muro de piedra

Tengo que decir que el jardín vertical me plantea serias dudas en su sostenibilidad ecológica como ya comenté en mi post Techos verdes y jardines verticales. Luces y sombras. En cambio la idea del rolling garden tal y como lo presentan Gabino Carballo, Sven Alder, Eduardo Casado, Edidth Savere y Fernando Lafuente para el concurso de jardines efímeros de Lausanne, que tendrá lugar de junio a octubre de 2014, en principio me parece más cercano a la idea de sostenibilidad ecológica.

Para empezar se quieren alejar del concepto de que el jardín es una extensión de la edificación arquitectónica y que plantea serios problemas técnicos a resolver mediante complejos métodos de gestión que tiene por objeto su mantenimiento. Camino que conduce a la indiferencia del verde dentro del entorno urbano. Estos autores rechazan este camino y quieren tomar otro donde el mundo verde, exuberante, tome protagonismo y esté presente en las ciudades en oposición al gris del asfalto y los edificios. Un entorno donde todo vale para crear corredores verdes que unan lo natural con la ciudad: el árbol de viario, un parque, un balcón, etc. Es decir, lo que conocemos como naturación urbana.

Para crear el rolling garden fue necesario un equipo multidisciplinar de profesionales y se tomo como referencia los bosques más poblados, en concreto, las pequeñas comunidades vegetales que crecen en ramas, troncos, rocallas e, incluso, especies que crecen en viejas paredes de una casa de campo rustica. Por tanto con el rolling garden ya se parte con la condición sine qua non de utilizar especies que se encuentran adaptadas a vivir en unas condiciones de baja densidad de sustrato y de climatología apropiadas para su desarrollo en contraposición a los jardines verticales, pues en estos se utilizan especies no aptas a vivir en cultivos hidropónicos y sin apenas sustrato.

Los jardines verticales por tanto, son espacios verdes creados en unas condiciones muy artificiales y las especies vegetales que los pueblan no están adaptadas a vivir en estas condiciones siendo obligadas a crecer sometidas a un fuerte estrés, que finalmente provoca una gran cantidad de reposición de plantas para mantenerlo siempre frondoso. No demonizo a los jardines verticales, pues creo que es una tecnología válida pero que necesita un periodo mayor de investigación y desarrollo en la búsqueda de especies que ya se encuentren adaptadas a vivir en estas condiciones especiales, así como, sistemas eficientes de riego que eviten el gasto de recurso hídrico que supone estos nuevos sistemas de verde urbano.

Estos dos puntos son los que marcan la diferencia de los rolling garden con respecto a la sostenibilidad ecológica de los jardines verticales, por un lado, el uso de especies adaptadas a las condiciones de vida a las que se les impone vivir y por otro lado, la honestidad de sus creadores, pues consideran los rollings gardens un sistema que se encuentra todavía en proceso de investigación, abierto a nuevos aportes para modificarlo o desarrollarlo según las necesidades del sistema de cultivo.

Tubos de plástico, sustratos especiales y plantas adaptas. Los rolling gardens constituyen sistemas de cultivo que reproducen un entramado de tubos donde crecen las comunidades vegetales antes mencionadas, líquenes, musgos y helechos. Tubos vegetales que forman jardines colgantes que se suspenden en el aire, se arrastran por el suelo o se retuercen por las paredes, creando un conjunto de micro paisajes invasores evocando una frondosa selva o un exuberante bosque. Una comunidad vegetal que aproxima la vida urbanita a otra vida más ancestral y cercana al medio natural.

Recuerdo que la primera película en 3D que vi en el cine fue hace muchos años, a finales de los años 80. Se trataba de pesadilla en Elm Street IV o V. Se anunciaba a bombo y platillo que  era la primera película en 3D y a la entrada del cine te daban unas gafas donde una de las lentes era de celofán rojo y la otra de celofán azul. Y allí estaba yo, tan contento e ilusionado, infante, con mis amigos y con unas extrañas gafas de colores viendo al final de la película a tres criaturas volando por la sala del cine. Ahora me encuentro igual, con unas imaginarias gafas 3D de colores y con la misma ilusión de cuando era niño esperando que el proyecto de los rolling gardens se haga real. Un jardín en 3D sostenible, adaptado, que conquiste como un autentico bosque al medio urbano.

Rolling Garden 
Rolling Garden


Para más información del concurso de Jardines de Lausanne en 2014 pincha aquí.  
  
También te puede interesar:
          



¿Te ha parecido interesante este artículo? Participa y deja tu comentario al final del post.

2 comentarios:

  1. Es la primera vez que oigo hablar de este tipo de jardines y la verdad esque tienen buena pinta. He oído hablar de proyectos parecidos que también pintaban bien, yo creo que con el tiempo todos estos sistemas mejorarán bastante y podremos integrarlos sin problema entre todo el hormigón que tenemos, aunque para eso haga falta también un poco más de conciencia sobre el tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un proyecto que se presenta a un concurso de jardines efímeros. Una idea en desarrollo. Los principios de diseño y concepción están muy bien, pero hay que ir más haya de unas buenas intenciones para crear un verdadero jardín sostenible que sea capaz de adaptarse a cualquier tipo de entorno urbano. No podemos quedarnos en medias tintas como nos ha ocurrido con los jardines verticales que desde mi punto de vista necesitan más investigación. Bueno un saludo Miguel.

      Eliminar