Anuncios

25 de octubre de 2018

Las modas en los jardines y la aparición de Cleome


Aunque pueda parecer que la globalización haga que casi siempre veamos las mismas plantas en los jardines, lo cierto es que esta circunstancia se debe más a la longevidad de las especies vegetales a que existe una tendencia a hacerlo todo igual. En los jardines existen modas, no sólo de estilos, también de las especies vegetales que se cultivan.

Cleome (Cleome hassleriana)

El caso es que continuamente se van obteniendo nuevos cultivares y nuevas especies, así como, se descubren nuevos géneros que se domestican para integrar en espacios verdes. La empresa de planta ornamental también tiene su apartado de I+D (Investigación y Desarrollo), en busca de nuevas especies vegetales que puedan ser susceptibles de formar parte de un jardín. Es posible que a simple vista nos parezca que las plantas que vemos siempre en un parque o en un jardín son las mismas, pero la realidad es que muy lentamente van apareciendo nuevas especies que ocupan un lugar entre nuestra vegetación más próxima.

La vida humana es tan corta en comparación con la de los árboles, que este cambio de moda vegetal apenas no es susceptible. Es injusto por mi parte considerar que los cambios en las tendencias de plantación se producen únicamente por una cuestión de moda, pues también influyen otros criterios prácticos y económicos. Por ejemplo, en el caso del Olmo (Ulmus minor), en la actualidad se plantan árboles que ya llevan incorporado en sus genes una resistencia a la enfermedad de la grafiosis que tanto daño ha hecho a esta especie arbórea. Otra tendencia es conseguir variedades libres de frutos para que no haya que recogerlo cuando lo tire al suelo reduciendo los costes de mantenimiento. Este es el caso de la Morera libre de frutos (Morus alba fruitless).

Donde más rápido se suceden los cambios de especies vegetales, es con las plantas de temporada. En este caso, si que se puede apreciar en una vida humana como van apareciendo nuevas flores que cubren cada estación los parterres. Algunos de estos casos son difícilmente variables, como ocurre con los Crisantemos por estas fechas o las Ponsetias en Navidad por una cuestión cultural, pero sí se plantan nuevas especies. Por otro lado, los arbustos van cambiando algo, se va aumentando la biodiversidad tan necesaria de los jardines urbanos y existe vida más allá de las Adelfas o las Lantanas.

Este es el caso de Cleome (Cleome hassleriana), arbusto de hermosa flor que he pasado de no encontrar a descubrirlo con frecuencia en parterres y rotondas ajardinadas. También tengo que decir que la percepción reciente de la entrada de Cleome en jardines es propia y quizás sea que yo no me fijase bien porque la entrada de nuevas especies vegetales como planta ornamental suele ser muy paulatina.

Llamada también Planta Araña por sus estambres largos que sobresalen mucho de los pétalos asemejándose precisamente a patas de araña, Cleome hassleriana es un arbusto que procede de la parte meridional de Sudamérica y que se ha adaptado a vivir muy bien en jardines de regiones templadas. Crece en espacios verdes considerada una planta resistente, con una hermosa y variada coloración floral (moradas, rosas o blancas) y que permanece en la mata desde el inicio de la primavera hasta bien entrado el otoño. Con estos datos, sin duda Cleome es un arbusto que si bien me ha parecido que ha llegado recientemente, probablemente sea para quedarse en los jardines que me rodean por mucho tiempo. 

Cleome (Cleome hassleriana)
Sígueme en: 



También te puede interesar:



Gracias por perder unos minutos de tu tiempo leyendo este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario