Anuncios

5 de agosto de 2014

Labores a realizar en el jardín en agosto

Todos los que hemos cursado la carrera de Ingeniería Técnica Agrícola nos hemos enfrentado a la ardua tarea de realizar catálogos variopintos de enorme interés para completar nuestros estudios. Hemos recolectado semillas para el semillero, hierbas cultivables para el herbolario, hierbas espontáneas para el herbolario de malherbología, hojas de frutales para cultivos leñosos,… pero sin duda el que por un motivo u otro siempre recordamos es el insectario.

Pulgones en flor de ibisco

Alrededor de la colección de insectos que teníamos que reunir para la asignatura de plagas de los cultivos existía (e imagino que aún existe) todo un sinfín de leyes escritas y no escritas para llevar a buen término nuestro cometido. Entre las normas escritas estaban la correcta forma de capturar, conservar y presentar los insectos. Un dato muy importante era que no se podían entregar en el insectario ningún bicho que no fuera una plaga que atacase a plantas cultivadas o que no perteneciese a la fauna auxiliar beneficiosa; cucarachas por ejemplo no valían. Entre las leyes no escritas la principal era recurrir al “mercado negro” para conseguir aquel insecto que se te resistía para completar el trabajo.

Recuerdo de neurópteros como la crisopa (Chrysoperla spp.) o la hormiga león (Myrmeleontidae spp.), eran muy complicadas de conseguir ya sea por la dificultad de encontrarlas o de capturarlas. Por ello algún que otro espécimen teníamos que comprarlo en una tienda (no diré su nombre) que hay en el casco antiguo de Sevilla o recurriendo a alguno de los números de teléfono que abarrotaban los tablones de anuncios en los pasillos de la facultad y que pertenecían a alumnos de último curso. Recuerdo que un amigo mío, físico, de manera jocosa cada vez que veía que yo exclamaba: “un curculiónido!!!, con lo que valen!!”, el me respondía: “joio! Ya no ves bichos, ves dinero”.

No eran nada difíciles de conseguir pulgones (Aphis spp.). Los había por doquier en adelfas ya fueran los negros, los verdes y los amarillos. Todo un arcoíris de artrópodos muy frecuente en agosto que con la melaza que segregan favorecen la aparición del hongo negrilla. Tan frecuentes que ya han aparecido en el galán de noche (Miriabilis jalapa) que propagué en junio por medio de unos esquejes y que había arraigado perfectamente bien e, incluso, ya me estaba dando flores. Por supuesto ya no queda nada de los pulgones en mi galán de noche pues he utilizado para erradicarlos la fórmula ecológica que escribí en mi post titulado Como eliminar pulgones en un jardín mediterráneo.

Las altas temperaturas propias del verano hacen que las plantas entren en un medio letargo reduciendo su actividad, lo que se traduce en una reducción del mantenimiento del jardín. No obstante, algunas labores hay que hacer como eliminar los molestos pulgones. Trabajos que nos conducen a conseguir un estado sanitario óptimo de las plantas del jardín, balcón o terraza. Y cuando las plantas crecen sanas, los parásitos y enfermedades no tienen tanta incidencia. En un jardín con especies vegetales fuertes y robustas se propiciará que presente el mejor de los estados ornamentales.
                     
Labores generales en el jardín

El riego es fundamental en esta época del año. Mejor si lo realizamos a primera hora de la mañana o al atardecer, evitando siempre las horas centrales del día para que no existan perdidas de agua por evapotranspiración.

También evitaremos que al regar el agua caiga sobre las partes aéreas de las plantas pues pueden producir quemaduras. Veremos que se han producido éstas en nuestras plantas cuando notemos manchas oscuras, color marrón. Para sanear la planta habrá que cortar la parte quemada.

Si disponemos de plantas en macetas en el jardín, terraza o balcón, un buen método para mantener la humedad es agruparlas todas en el lugar más umbrío del espacio verde que estará situado al norte. De esta forma tardará más en secarse el sustrato de las macetas y juntas elevaran la humedad relativa del ambiente formando un microclima particular.

Además de los mencionados pulgones otra plaga que prolifera con la llegada de altas temperaturas es la araña roja. Este ácaro es de muy pequeño tamaño y suele situarse en el envés provocando con su actividad que las hojas amarilleen y se retuerzan. Os dejo un post del blog Picaronablog donde nos hablan como combatir esta plaga: Guerra a la araña roja.  
            
Labores en el césped

Tal y como indiqué en el mes de julio, el césped debe regarse a diario. Cuando diseñamos el jardín es bueno pensarnos como de eficiente y práctica queremos que sea nuestra pradera. Si reducimos la superficie de césped y empleamos una mezcla de gramíneas adaptada, conseguiremos limitar el uso del agua. Esto no quiere decir que lo eliminemos, pues es cierto que el césped estéticamente luce bien en el jardín y además, en verano refresca el ambiente. Aunque lo reduzcamos podemos colocar en los bordes arbustos y vivaces para aumentar el valor ornamental del mismo.

Preparación de alcorques y parterres

Si desde la primavera hasta ahora hemos llevado un control adecuado de las hierbas espontáneas mediante labores de limpieza y colocando acolchados, el mantenimiento será menor en esta época.

Para el mes de Julio comentábamos que era época de recolección; pues en agosto es adecuado ayudar a los árboles que están cargados con frutas para que las ramas no se partan con el peso. La ayuda consistirá en la retirada de la fruta que madure y colocando horquillas que ayuden a sostener las ramas.

El abono lo podremos adquirir específico para las plantas que están fructificando, al igual que será específico si lo que estamos es cultivando plantas para flor o para conseguir un aspecto verde y frondoso. Abonos específicos encontraremos en viveros y centros de jardinería aplicándolo en dosis cortas y frecuentes. Es importante leer las indicaciones del fabricante sobre la dosis para evitar un exceso de nutrientes que provoque la quemadura química de las plantas.

Por último eliminaremos aquellas flores marchitas que veamos en las distintas especies vegetales de nuestro espacio verde, pues roban los nutrientes de las partes sanas de la planta y son antiestéticas. 
    
Flores en agosto

Agapantos, adelfas, dalias, jazmines o damas de noche que, como su propio nombre indica, nos embriagan con su aroma el jardín, balcón o terraza  al caer el sol, durante los cada vez más cortos días de agosto. Y, al igual que las buganvillas, otras trepadoras que encontraremos en floración son las llamadas bignonias: Tecomaria campsis, Podronea ricasoliana, Campsis radicans o Pandorea jasminoides
 
Podronea ricasoliana

Tecomaria campsis
  
Accede a la página de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), para conocer la predicción del tiempo para agosto. Pincha aquí.

También te puede interesar: 
         
 

 
¿Qué otras labores añadirías a esta lista? Participa y deja tu comentario al final de este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario